Existen varios mitos sobre el café, pero parece que tras las últimas investigaciones
han concluido que tiene más beneficios que perjuicios.

Destacamos algunos de ellos:

  • Nos mantiene en alerta, mejora varios aspectos de la función celebral.
  • Nos ayuda a quemar grasas siempre que no seamos abusivos.
  • Mejora nuestro rendimiento físico, aumentando los niveles de adrenalina.
  • Contiene nutrientes esenciales: riboflavina (vitamina B2), ácido pantoténico (vitamina B5),
  • manganeso, potasio, magnesio y niacina.  Es también una fuente de antioxidantes.
  • Disminuye el riesgo de padecer diabetes entre un 23% y un 50%.
  • Disminuye la posibilidad de sufrir enfermedades neurodegenerativas debido al progresivo envejecimiento de la población
  • Protege el hígado de padecer cirrosis.
  • Combate la depresión.
  • Reduce el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer como el de colon y existe una reducción del cáncer de mama.
  • Puede reducir el riesgo de un infarto.

Estos factores son orientativos y pueden variar en función de la cantidad de cafés que se tomen al día, sin abusar.